Blog

Big Joseph

“En la vida no es necesario dar grandes cosas, sino que es necesario dar una mano…”

 Mi nombre es Big Joseph, tengo 35 años. Soy estudiante de 3° año de la carrera de Tecnología Médica, de la Universidad Pedro de Valdivia. Soy casado y tengo un hijo. Vivimos en la comuna de La Florida, en casa de mis suegros.

Hace 10 años me vine desde Haití a vivir a Chile, porque obtuve una beca para estudiar en la Universidad Santo Tomás.  Sin embargo, por complicaciones que tuve con el idioma principalmente, dejé la universidad ya que no pude cumplir con los requisitos para continuar con la beca.

Después de ello, decidí quedarme en Chile porque sabía que podría estudiar y trabajar a la vez, aunque significara un sacrificio mayor. No ha sido fácil, esto implica mucho esfuerzo personal y a la vez superar varios obstáculos, como por ejemplo, la discriminación que sentí en algún momento, pero que superé y hoy puedo manejar; o, el sentirme sólo en un país desconocido. Pero todo  eso me ayudó a convencerme aún más de mi objetivo que es ser un profesional.

La familia…

Estar lejos de mi familia tampoco ha sido fácil, aunque siempre mantenemos contacto telefónico o a través de internet, no es lo mismo. En estos diez años, he podido viajar sólo una vez a verlos, pero después de ello, en mi vida han ocurrido importantes sucesos, como el nacimiento de mi hijo y mi matrimonio, pero lamentablemente no hemos podido compartir esa felicidad. Pero siempre tengo en mente que cuando uno quiere lograr algo, cualquier sacrificio vale la pena.

No es nada fácil, pero las cosas que son difíciles uno tiene que buscar la forma para que se hagan más fáciles. Me creo valiente de poder hacerlo y es algo que quiero lograr y, mientras tenga salud, así será. Además, cada vez me siento más cerca de lo que quiero lograr. Yo he pasado etapas que me han hecho aprender de la vida muchas cosas, sobre todo reforzar mi plan, que es tener una profesión, porque a futuro ayuda a cambiar mi vida y la de mi familia.

Fundación Puente

Para mi ser parte de Fundación Puente significa muchas cosas importantes. Por una parte la beca económica es muy significativa para mí. Pero el cariño, el gesto y la labor que realiza el equipo de la fundación son aún más importantes.

El apoyo de la fundación es algo que me motiva a seguir  estudiando, que si uno falla ellos te alientan a seguir. También saber que hay una persona que está aportando para que uno pueda estudiar me motiva a seguir el camino que elegí.

Los socios que aportan con la fundación tienen un corazón muy grande, ellos saben que su ayuda puede significa alcanzar grandes sueños. Como por ejemplo el mío, que es ser profesional.

Quiero que esta fundación perduré por muchos años más, porque este es un camino súper importante, donde muchos jóvenes pueden lograr muchas cosas. En Chile la Educación no es fácil y, ser parte de la fundación es un apoyo para poder permanecer y conseguir el objetivo que cada uno se plantea. Es por ello que la beca y su programa integral es muy significativo.

El futuro

Estoy súper contento de estar estudiando y mantenerme en la universidad. Feliz también de tener una familia que me quiere mucho y me hace sentir que no estoy solo. Esto me alegra mucho la vida, es por ellos que también estoy sacrificándome. Yo me siento feliz. Estoy logrando lo que yo quiero.

Mis proyecciones son trabajar y tener una familia feliz. Poder tener una mejora en mi calidad de vida, que mi hijo esté bien. También mi plan es tener la oportunidad de ayudar a los demás, a los que pueda, quizás a través de la Fundación, ayudar a los que vienen a futuro, porque voy a ser un profesional y porque con la ayuda de la fundación lograré ser lo que sueño.

Compartir en