Blog

Camila Zúñiga

Camila Zúñiga estudia Tecnología Médica en la Universidad Bernardo O’Higgins. Es becada de la fundación hace tres años y nos quiso contar el esfuerzo que significa para ella estudiar.

“Vivo en Curacaví. Me levanto todos los días a las 5:30 de la mañana y a las 6:20 estoy tomando el bus para Santiago. Una vez ahí, tomo el metro en Las Rejas, hago combinación en Los Héroes y estoy llegando a las 8:30 a la Universidad. Me demoro dos horas en llegar. En total son cuatro horas diarias de viaje, de mucho agotamiento y cansancio, pero lo peor es el estrés de Santiago. La gente en el metro te empuja y eso hace más difícil todo.

Lo que me ha ayudado a seguir adelante ha sido la beca de la Fundación, no solo económicamente, que me sirve mucho para pagar las fotocopias de mis estudios y los $3.000 que me gasto todos los días en transporte, sino que también los talleres que hacen en para acompañarnos. Estos me han ayudado mucho a saber enfrentar los problemas, el cómo expresarlos y a poder desarrollarme como persona todos los días.

Me gustaría entregarle un mensaje a los becados que están partiendo, en especial para quienes viajan todos los días: No se desanimen, en el fondo uno cosecha lo que siembra, y aunque a veces piensen que no pueden más, nunca hay límites, siempre se puede ir más allá, SIEMPRE”.

Compartir en