Fundación Puente presenta a su nuevo equipo del Área Social

Desde abril, Fundación Puente incorporó a dos nuevas profesionales para formar parte del equipo del Área Social, unidad fundamental en el qué hacer de la institución. Ellas son: Pamela Espínola Bustos, Trabajadora Social y, Polette Álvarez Bustamante, Psicóloga. Ambas, vienen a integrarse a Puente con el objetivo de potenciar aún más el Programa Integral de Becas y, sobre todo, el trabajo y compromiso en el ámbito individual con cada uno de los becados.

Pamela Espínola, es Trabajadora Social de la Universidad Tecnológica Metropolitana. Cuenta con postítulos en: “Violencia Intrafamiliar con mención en Maltrato Infantil y Abuso Sexual” y, en “Planificación y Control de Gestión”. Actualmente es Jefa del Área Social de la Fundación.

Para Pamela, un aspecto que motivó su interés por la institución, se relaciona con la oportunidad de desplegar y adquirir nuevos conocimientos, para así potenciarlos respecto a la misión de la Fundación. “Para mí es muy importante adquirir y conocer nuevos puntos de vista respecto a la educación y a los estudiantes de educación superior en Chile, sobre todo en el marco de las diferentes situaciones de vulnerabilidad psicosocial y económica que existen en el país”, señala.

Además, explica, que el trabajo interdisciplinario le permitirá trabajar directamente con los becados desde un paradigma integral en donde se reconoce que un estudiante no sólo está determinado pos su nivel intelectual, sino que también por las condiciones psicológicas, sociales y económicas. “Poder realizar acompañamiento e intervención con esta multiplicidad de miradas es una gran motivación, puesto que realmente estaremos contribuyendo no sólo para alcanzar un logro profesional concreto, sino que a superarse en todo ámbito y por sobre todo, ser mejores personas” afirma.

Por otra parte, Polette Álvarez, Psicóloga de la Universidad Mayor, con postítulos en “Intervención con jóvenes Infractores de Ley” y, “Terapia Narrativa”, en Pranas Chile. Es la nueva Psicóloga y Coordinadora del Centro de Atención Integral (CAI) de la Fundación.

Para Polette, su mayor motivación para ser parte de Puente es “poder contribuir con un pequeño granito de arena para la superación de la pobreza del país, mediante el apoyo integral que se les da a los becados, y promover y transmitir los valores de amor y respeto”, comenta.

En cuanto a los desafíos que ambas tienen al integrarse a la Fundación, el principal de ellos es poder generar un vínculo cercano con cada uno de los becados. Pamela, advierte que “un gran e importante desafío, tiene que ver con responder al compromiso y objetivos que se plantea la Fundación Puente frente a sus beneficiario/as y, así, contribuir positivamente en la vida de cada uno de ellos con la finalidad de que cumplan sus metas y sueños pese a las adversidades que enfrentan”.

Por su parte, Polette afirma que como psicóloga, “mi mayor desafío es lograr un vínculo estrecho con los estudiantes que les permita sentirse acompañados y acogidos en esta etapa universitaria (que es una de las más lindas pero también más difícil). Además como Coordinadora del CAI, quiero lograr generar la mayor cantidad de redes de profesionales voluntarios, que permita que los becados reciban el apoyo necesario para suplir sus distintas necesidades”.