Jornada formativa becados

El día viernes 30 de junio y sábado 1 de julio, se realizó la primera jornada formativa de este año donde los jóvenes becados de Fundación Puente analizaron y trabajaron en torno al concepto de la resiliencia.

La actividad organizada por el Área Social de Fundación Puente, realizada en la casa de retiro del Santuario de Schoenstatt, estuvo marcada por el entusiasmo y gran participación de los asistentes, quienes se hicieron conscientes de sus fortalezas, de las capacidad que tienen para salir adelante, de los potenciales promotores de la resiliencia como herramienta y de la importancia de sus seres queridos, que los acompañan en todo momento.

La jornada comenzó con una recepción y bienvenida al grupo de becados, donde se desarrollaron distintas dinámicas y juegos en torno al concepto de resiliencia, que logró que los asistentes se conocieran más y obtuvieran confianza y seguridad entre ellos. La noche del viernes continuó con un lindo momento de reflexión basado en la película “el circo de las mariposas”, donde los becados conversaron en profundidad sobre los aprendizajes que cada uno ha tenido en su vida y el cómo lo han hecho para salir adelante.

Después de esta actividad, el padre Andrés Moro dirigió una liturgia, y reflexionó acerca de la parábola del tesoro escondido y la perla de gran valor. Para finalizar la jornada hubo entretenidas representaciones de los grupos de becados en torno al baile, la música y actuación.

Durante la jornada del sábado, la psicóloga y arte terapeuta, María Inés Villanueva, trabajó el concepto de la resiliencia a través de dinámicas, videos y entretenidas actividades. “Pude ver cómo estos jóvenes estudiantes han encontrado la resiliencia y han tenido mucho crecimiento”, expresa la tallerista.

Para los becados estos talleres y jornadas son muy productivos y especiales. Benjamín Celis ha participado de muchas, y cuenta que para él ha significado un crecimiento personal grande, “una instancia para compartir con otros becados y realidades que te permiten profundizar. Es importante para nuestra formación, porque es un complemento a la Universidad”, afirma Benjamín.

Por su parte, Katherine Norambuena participó por primera vez en la jornada y cuenta que le gustó la experiencia. “Me pareció muy entretenida, me gustó la idea de sociabilizar y compartir con otras personas” expresa.

Nicole Silva también asistió por primera vez a esa jornada y cuenta que la experiencia le pareció muy linda. “Me gustan estos momentos de retiro por el ambiente que se genera. Se realizaron muchas actividades en grupo que permitió que compartiéramos y nos conociéramos más entre todos”, sostiene Nicole.

Por su parte, Carolina Farfán, Directora Ejecutiva de la Fundación, cuenta que a través de esta jornada, se quiso brindar a los jóvenes un espacio para que se hicieran conscientes de sus fortalezas, “la resiliencia ha estado presente en sus vidas como un gran valor, que les ha permitido salir adelante, queremos que ellos sean potenciales promotores de esta como herramienta, para apoyar y acompañar a otros en sus entornos más inmediatos”, expresa.