Nicolás Olivares, la carrera más dificil del Mundo